Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Buscar
Artículos relacionados

Diferencias entre las mantas multiusos vs las mantas de un sólo uso

por

Algunos fabricantes comercializan mantas de un solo uso y otros comercializan mantas que pueden usarse más de 5 veces.

Pero ¿Qué tienen de diferente? ¿Pueden utilizarse realmente más de 5 veces?


Aspectos a valorar antes de comprar una manta apaga coches

A la hora de comprar una manta apaga coches, hay que tener en cuenta, no solo que esté fabricada con un tejido ignífugo:

  • Un peso menor facilita su transporte y manipulación.
  • Flexible para que se adapte bien a los contornos del coche.
  • Tamaño suficiente para poder crear un “faldón” alrededor del coche impidiendo la entrada de oxígeno.
  • Asas resistentes para poderla manipular con seguridad.
  • Costuras ignífugas.
  • Resistencia térmica y mecánica.

Lo que no se cuenta de las mantas apaga coches
A la hora de comercializar este tipo de productos, se habla del tipo de tejido, del tipo de coche que hay que apagar, de si se puede usar una o varias veces, etc.

Lo que no se explica es que en un caso real, además del fuego, la manta ha de ser capaz de resistir el contacto e incluso el impacto de muchos otros elementos:

  • Explosión de los cristales.
  • Explosión de los neumáticos.
  • Metales y plásticos fundidos que se adhieren a la manta
  • Arena, ramas, piedras que pueden pegarse o rasgarla.
  • Ácidos u otros líquidos corrosivos.


Por lo tanto, una manta apaga coches tiene que poder soportar las altas temperaturas y además tiene que ser muy resistente. En este punto, el tejido de fibra de vidrio se impone por delante del tejido de sílice, que es más sensible a la abrasión.

¿Son mejores las mantas multiusos que las de un solo uso?
Recientemente Texfire testó en sus laboratorios los materiales más utilizados para realizar este tipo de soluciones ignífugas: tejidos de sílice y tejidos de fibra de vidrio.

La primera conclusión a la que se llegó es que las mantas confeccionadas con tejido de Sílice resisten altas temperaturas durante más tiempo que las mantas confeccionadas con tejido de fibra de vidrio, y por lo tanto las de sílice podrían ser mejores. Además, según algunos fabricantes, las mantas de sílice pueden utilizarse en múltiples ocasiones.

A partir de los resultados obtenidos y con el objetivo de hacer un test real con coche en llamas, Texfire fabricó mantas con los 2 tejidos que mejor rendimiento habían demostrado en el laboratorio:

  • Tejido de Sílice con recubrimiento (mantas multiusos)
  • Tejido de Fibra de vidrio con recubrimiento (mantas un solo uso)

Una vez testadas en un entorno real con vehículos incendiados, el resultado fue que ambas mantas se mostraron igual de efectivas y lograron sofocar el fuego.

La manta de sílice resiste altas temperaturas durante más tiempo, pero al ser sus fibras de origen mineral, tienden a acartonarse y romperse con mayor facilidad si no se trata con cuidado, cosa que no ocurre en caso de emergencia.

En cambio, a pesar de que la fibra de vidrio es un material más económico, la manta de fibra de vidrio con recubrimiento especial fue igual de efectiva y se mostró mecánicamente más resistente, más flexible y también más fácil de manipular gracias a su peso.

¿Es recomendable usar las mantas apaga coches más de una vez?
Cuando una manta apaga coches se utiliza, la probabilidad de que sufra algún daño es muy elevada: Quemaduras o agujeros, restos de combustibles, cristales, plásticos y metales que se hayan fundido y pegado durante la combustión, contaminación con carburantes y ácidos corrosivos, etc.


Después de su uso, es difícil limpiarla para poder verificar y garantizar que la manta no ha sufrido ningún daño. Además, aunque la manta no muestre ninguna rotura o desgarro, puede estar contaminada con aceites, ácidos, carburantes u otros líquidos del vehículo.

Por estos motivos y con el objetivo de garantizar la máxima eficacia de la manta y la máxima seguridad para las personas, Texfire recomienda no usar más de una vez este tipo de mantas.

Ajustes