Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada.
Después de aceptar, no volveremos a mostrarle este mensaje.

Acepto Más información

Tipos de mantas apaga coches

por

Existen varios tipos de mantas apaga coches en el mercado, y pueden clasificarse según sus medidas o según el tipo de tejido empleado. Siendo el material utilizado, el que puede marcar la diferencia en cuanto a resistencia, facilidad de manejo, efectividad, etc.
Los materiales más utilizados para este tipo de producto son las fibras de sílice, las fibras de vidrio y en algunos casos también las fibras de cuarzo. Cuando estas fibras se han convertido en un tejido, se someten a diferentes procesos en los que se les añaden recubrimientos para aumentar su resistencia y adquirir nuevas propiedades como la impermeabilidad, resistencia a la abrasión, etc. Todos ellos son tejidos ignífugos que soportan altas temperaturas, pero tienen características diferentes.

Mantas de Sílice
Por ejemplo, con los tejidos de Sílice, se confeccionan mantas capaces de resistir temperaturas superiores a los 1.000 ºC durante un largo periodo de tiempo. Por el contrario, son mantas muy pesadas (alrededor de 40 kg.), con poca resistencia a la abrasión y un precio elevado. Algunos fabricantes las comercializan como multiusos u otros como especiales para coches eléctricos.

Mantas de Fibra de Vidrio
Las mantas de Fibra de vidrio tienen una resistencia menor a las altas temperaturas, si se exponen durante un tiempo prolongado. En cambio, son mantas más resistentes a la abrasión y los cortes, también son más ligeras y flexibles y, por lo tanto, más fáciles de posicionar sobre el coche.


Diferencias entre una manta ignífuga para coches de combustión y una manta ignífuga para coches eléctricos

Actualmente no existe una diferenciación clara entre las mantas apaga fuegos para coches de gasolina o diésel y las mantas ignífugas para coches eléctricos.

Algunos fabricantes comercializan mantas apaga coches con diferentes tipos de tejido para diferenciarlas, según se deba extinguir un tipo u otro de vehículo, pero el resultado es básicamente el mismo: Se logra extinguir el fuego en un coche de combustión y no se logra extinguir el fuego en un coche eléctrico.

A pesar de lo que dicen algunos fabricantes, a día de hoy no existe ninguna manta apaga coches que logre apagar un vehículo eléctrico incendiado sin utilizar conjuntamente algún otro elemento de extinción como agua, polvo, lanzas térmicas, etc.

¿Por qué ninguna manta ignífuga puede apagar un coche eléctrico?
Un vehículo tiene algunos materiales que pueden inflamarse como la gasolina, aceites, etc. Este tipo de carburantes se apagan si no tienen una aportación de oxígeno. Este es el principio que hace que una manta apaga coches sea efectiva, ya que impide que el aire pueda alimentar las llamas.

Por el contrario, un incendio de un vehículo eléctrico es más difícil de extinguir porque los ácidos de sus baterías, cuando están sometidos a altas temperaturas, hacen una reacción química que desprende partículas de oxígeno, que a la vez alimentan al fuego, cuyo calor retroalimenta la reacción química de los ácidos. Esta reacción en cadena implica que el uso simplemente de una manta apaga coches, no sea suficiente para sofocar un incendio en un coche eléctrico. Ya que por debajo de la manta, el oxígeno de la batería sigue alimentando las llamas.

Por lo tanto, las mantas apaga coches son muy útiles para CONTROLAR los incendios en este tipo de vehículos, ya que gracias a la manta se puede controlar la zona afectada, reducir la propagación del calor y los humos tóxicos, impedir el avance y propagación de las llamas, evitar daños en otros elementos del entorno, y sobre todo permite a los servicios de emergencia trabajar con mayor seguridad.


¿Cuál es la mejor manta apaga coches?

Texfire ha realizado múltiples test en sus laboratorios internos y también con coches reales.

En base a los resultados, Texfire se ha decantado por un tejido con base de fibra de vidrio y recubierto en ambos lados con un polímero ignífugo, capaz de resistir los 550ºC en continuo y picos de 1000ºC.

El uso de este tipo de tejido recubierto, permite a Texfire confeccionar mantas más flexibles y ligeras (alrededor de 28 kg), con una alta resistencia a los roces y desgarres, y además impermeables.

Ajustes