Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Pulse el botón ACEPTAR para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada.
Después de aceptar, no volveremos a mostrarle este mensaje.

Acepto Más información
Buscar
Artículos relacionados

10 motivos por los que tener una manta ignífuga

por

Definida como elemento de seguridad, la manta ignífuga también conocida como manta apagafuegos, sirve para combatir conatos de incendio y evitar posibles quemaduras durante el proceso de evacuación de incendio. La propia norma específica del producto, la UNE-EN 1869:1997, la define como “láminas de material flexible destinadas a extinguir por sofocación pequeños fuegos”. Por lo tanto, es muy importante asegurarse de que la manta ignífuga que vaya a adquirir cumpla dicha norma.

Todo incendio empieza con un pequeño fuego y una rápida actuación puede evitar una catástrofe. Por lo tanto, las 10 razones por las que recomendamos tener una manta ignífuga son las siguientes:

1- Porque es un sistema de protección activa contra incendios de fácil y rápida actuación.

​2- Porque es efectiva ante cualquier tipo de fuego (Clase A, B, C, D, F/K).

3- Porque es efectiva para bloquear el calor y actuar como barrera a la hora de huir de un incendio; sólo tiene que cubrirse con la manta ignífuga y correr a hacia una zona segura.

4- Porque puede cubrir a una persona cuya ropa esté en llamas y apagarla salvándole de esta forma la vida.

5- Porque debido a su fácil uso y ligereza puede ser utilizada por cualquiera, incluyendo persona con capacidades físicas limitadas.

6- Porque son económicas y solo tiene que ubicarlas en un sitio visible y de fácil acceso.

7- Porque debido a su versatilidad puede utilizarse tanto en sectores profesionales como para uso doméstico (cocinas industriales, laboratorios, centros petrolíferos, cocinas domesticas, coches, caravanas…)

8- Porque no requiere mantenimiento. Sólo tiene que substituirla en caso de haberla usado.

9- Porque, en caso de arder una sartén o freidora, es el sistema más seguro para apagar fuegos provocados por aceite. Sólo debe cubrir la sartén o freidora con la manta ignífuga y dejar que se apague el fuego.

10- Porque cada vez son más los organismos que la recomiendan como complemento se los sistemas de seguridad contra incendios incluyéndola en su manual de Sistemas de Seguridad y Prevención de Riesgos basándose en el Real Decreto 2267/2004, entre otros.

Productos relacionados

Ajustes