Ventajas de la manta ignífuga en la cocina de un restaurante

Las mantas ignífugas diseñadas según la norma UNE – EN 1869 / 1997, son mantas que cumplen requisitos de mantas ignífugas no reutilizables y previstas para su uso por una sola persona y destinadas esencialmente a extinguir los fuegos de aceites para cocinar y proteger a la persona que su ropa o cuerpo este ardiendo.

También es muy importante que la manta que se use esté confeccionada bajo la norma CE ( marcado de Conformidad Europea), que establece una declaración del fabricante que informa que se han tenido en cuenta las premisas de seguridad dictadas por la Comisión Europea. En el caso de las mantas ignífugas, se establece, entre otras cuestiones que no esté fabricada con amianto.
Unido a que cada vez se toman más en consideración las normas básicas de edificación en cuanto a prevención de riesgos y detención de incendios se recomienda que los lugares de trabajos estén provistos con todos los dispositivos adecuados para prevenir y combatir los incendios. De esta manera, nos gustaría comentarle porque tener una manta ignífuga en su restaurante como elemento auxiliar preventivo para su uso inmediato en caso de un descuido o accidente que pueden terminar en un incendio, es una elección que sólo conlleva ventajas.

“extinguir los fuegos de aceites para cocinar”

Si bien el extintor es el dispositivo para combatir incendios que por regulaciones, decretos y normas exigen colocar en los locales existen situaciones en las cuales su uso se limita cuando estamos frente a un fuego en una sartén o freidora ardiendo, la presión con que el extintor expulsa la espuma, provoca que el aceite salte de la sartén provocando que el fuego se propague en vez de apagarlo. En estos casos la manta ignífuga sería el elemento de actuación más funcional, rápido y eficaz. Simplemente colocando la manta encima de la sartén, cortaremos la entrada de oxigeno y sofocaremos el fuego.
A partir de esta acción todo son ventajas:
– Protege la vida de nuestros empleados.
– Protege los bienes.
– No interrumpimos la labor dentro de la cocina.
– Mantiene la limpieza una vez usada: en caso de uso el entorno se mantiene limpio y libre de partículas de llamas.
– Es fácil de usar por cualquier persona, simplemente desplegar y cubrir.
– Muy práctica, no necesita mantenimiento.
– Evita el reinicio del fuego.

cocinero-extinguiendo-fuego

Básicamente siempre es útil tenerlas en un restaurante, saber que una manta ignífuga simplemente es sinónimo de seguridad y protección de vida.