TEJIDOS PARA ESPECTÁCULOS PIROTÉCNICOS Y “CORREFOCS”

En Texfire te presentamos una familia de tejidos técnicos para la protección frente a las chispas provenientes de artilugios de pirotecnia como bengalas, carretillas y petardos, que se utilizan en celebraciones culturales y espectáculos pirotécnicos.

Son tejidos ignífugos inherentes, lo que significa que las propiedades ignifugas vienen dadas por las fibras utilizadas y, por lo tanto, permanecen con el tejido a lo largo de toda su vida útil, independientemente del número de lavados.

Ofrecemos una gama de tejidos ignífugos ligeros que no superan los 400 gr/m2

Los tejidos que se utilizan actualmente suelen ser tejidos con gramajes muy elevados, de mas de 600 gramos/m2, siendo por tanto tejidos pesados, rígidos e incomodos. Además, para tener propiedades de resistencia al fuego, en muchas ocasiones el tejido requiere de un acabado químico ignifugante. Este acabado se aplica superficialmente y con los lavados van disminuyendo las propiedades ignifugas hasta convertirse en un tejido convencional. Esto obliga a aplicar el tratamiento varias veces a lo largo de su vida útil.

En Texfire ofrecemos una gama de tejidos ignífugos de no más de 400 gramos/m2, testados con distintos tipos de pirotecnia, para prendas de grupos de correfocs o espectáculos de pirotecnia.

Marko® es un tejido técnico multinorma que se utiliza en múltiples sectores industriales debido a su amplio abanico de protección. Los tejidos de la familia Marko® han sido desarrollados para prendas de protección personal (EPIS), para vestir a las  fuerzas de seguridad, trabajadores de petroquímicas, eléctricas, gaseras, soldaduras y químicas. Entre sus cualidades destacan la resistencia a la llama y sus propiedades antiestáticas (EN 1149). Su composición en base a modacrílica, algodón y fibras antiestáticas, garantiza las propiedades de este tejido técnico a lo largo de la vida útil de la prenda, además de ofrecer un alto nivel de confort y comodidad.

En este tipo de aplicación, en condiciones extremas o accidentales, si la fuente de ignición está muy cerca y la exposición es continuada, el tejido se puede degradar, desgarrar e incluso llegar a hacer pequeños agujeros si la chispa es muy gruesa, pero en todos los casos el tejido se debe apagar por sí solo.

No existe ninguna norma para certificar los tejidos para este tipo de aplicaciones, pero en Texfire disponemos de un laboratorio interno para realizar los controles de calidad y analizar las propiedades de nuestros productos.

 Para recibir más información contacta con nosotros.