Un tejido aluminizado puede ser la solución para protegernos de las altas temperaturas

En nuestro día a día nos encontramos con muchas situaciones cotidianas en las que nos tenemos que enfrentar a fuentes de calor durante periodos de tiempo más o menos largos.

La exposición de mobiliario y maquinaria frente a altas temperaturas puede provocar un deterioro irreversible y, por lo tanto, un gasto adicional para nosotros, ya que no se amortiza la vida útil de dichos muebles o maquinas.

También es muy importante proteger nuestro propio cuerpo ante estas fuentes de calor. El cuerpo humano reacciona ante el calor liberándolo a través del sudor, lo que provoca una aceleración del ritmo cardíaco y de la respiración. Por lo tanto, la exposición prolongada del cuerpo humano a temperaturas superiores a los 38ºC puede provocar deshidratación, calambres, golpes de calor, sincopes de calor, arritmias, agravamiento de enfermedades previas e incluso nos pude llevar a la muerte. Se considera que 55ºC ese la temperatura límite que puede soportar el ser humano y a 60ºC una persona normal puede sobrevivir solo 10 minutos, tras lo cual muere por deshidratación.

Pero ¿es habitual convivir con estas temperaturas?

La respuesta es SI.

Desde tomar el sol en la playa en pleno agosto entre las 12h y las 15h, ir en coche sin aire acondicionado en plena ola de calor, o sentarse delante de una chimenea en pleno invierno, pueden ser situaciones cotidianas que pueden provocar alguna de las situaciones anteriormente mencionadas. Pero aun es peor cuando a estas situaciones de calor se exponen ciertos grupos de población como son bebés, embarazadas, ancianos y personas con alguna dolencia cardíaca o vascular.

También es muy frecuente que trabajadores de distintos sectores: como los operarios en fundiciones, trabajadores en hostelería (panaderos, pasteleros, pizzeros, rosticerías) estén expuestos a altas temperaturas durante su jornada laboral.

Para combatir esta situación extrema encontramos distintas soluciones en el mercado y en Texfire proponemos una solución que es económica y fácil de aplicar. Se trata de un tejido aluminizado, muy ligero y confortable, con el que se pueden confeccionar múltiples artilugios y prendas con los que protegernos, como pueden ser delantales, fundas aislantes térmicas para sofás y tresillos… El tejido MINIAL 50 además de ser un tejido aluminizado diseñado para reflejar el calor radiante, es ignífugo permanente, resiste temperaturas de hasta 180ºC y, por supuesto, está libre de amianto.

Además, tiene la ventaja de que se puede comprar por metros o en rollos de 24 metros, lo que facilita tanto la producción en serie como la confección de prendas únicas.

Si quiere más información del tejido aluminizado MINIAL 50, vea la ficha del producto.