La manta ignífuga apagafuegos como sistema contra incendios

La manta ignífuga apagafuegos es el sistema activo de protección contra incendios que se puede utilizar en cualquier sector y por cualquier persona.

Los sistemas de protección contra incendios son todas aquellas medidas y productos que disponemos para actuar contra el fuego en un incendio.

Con todos ellos lo que pretendemos es:

  • Salvar vidas humanas.
  • Minimizar las pérdidas económicas producidas en el incendio.
  • Conseguir que las actividades, tanto personales como profesionales, puedas reanudarse con la máxima brevedad posible.

Podemos distinguir entre dos grandes grupos de sistemas contra incendios: los pasivos y los activos. Los sistemas pasivos son todos aquellos que ayudan a la rápida evacuación de las personas durante el incendio. En construcción: ancho de los pasillos, escaleras de evacuación, puertas de cortafuegos, pinturas ignífugas… En general paredes, techos y suelos resistentes a la acción del fuego y materiales de revestimiento incombustibles. En empresas, los planes de evacuación incluidos en el manual de prevención de riesgos laborales, la formación de los empleados respecto al plan de evacuación …

La manta ignífuga apagafuegos sirve para apagar fuegos pequeños y para la protección personal durante el proceso de evacuación de un incendio.”

Los sistemas activos que, a su vez, se dividen en tres grandes grupos son:
Sistemas de detección: detectores de humo, llamas o calor automáticos y los sistemas manuales: timbre que puede activar manualmente cualquiera si ve un conato de incendio.
Sistemas de alertas y señalización: nos dan aviso mediante timbres o megafonía y se señalan con letreros de color verde las vías de evacuación. También son todas las luces de emergencia que iluminan los pasillos hasta las salidas en caso de fallo de la red eléctrica. Y los sistemas automáticos que avisan a los bomberos. Sistemas de extinción: extintores manuales que pueden ser de agua, polvo, espuma o nieve carbónica, bocas de incendio, hidrantes, rociadores, que pueden funcionar manual o automáticamente y las mantas ignífugas apagafuegos, sirven para apagar fácilmente conatos de incendio.

El uso de la manta ignífuga no requiere ninguna formación específica ya que es muy fácil de utilizar por cualquier persona y a demás no sólo sirve para sofocar un fuego pequeño sino que también puede utilizarse como protección personal durante el proceso de evacuación de un incendio.

Las mantas ignífugas son obligatorias en algunos sectores profesionales y recomendables en muchos otros que las incluyen en sus manuales de prevención de riesgos laborales. Uso industrial (cocinas profesionales, laboratorios, centrales eléctricas, centros de almacenamiento, vehículos ADR…).También recomendamos el uso de la manta ignífuga para el uso particular (coche, caravana, cocina…).

Asegúrese de que la manta ignífuga apagafuegos que adquiera cumpla con la normativa UNE EN 1869:1997

manta-ignifuga-cocina
Las empresas que pueda interesarle las líneas de productos ignífugos de TEXFIRE, puede contactarnos al teléfono +34 93 7194814 o enviar un mensaje a través de nuestro formulario de contacto.