Instrucciones de uso de la manta ignífuga

A continuación explicaremos como utilizar correctamente una manta ignífuga, porqué, aunque sea muy sencilla de manejar y útil para apagar cualquier tipo de fuego, un mal uso de la manta ignífuga puede poner en riesgo tanto la seguridad de la persona que la utiliza como de su entorno.

A continuación explicaremos como utilizar correctamente una manta ignífuga, porqué, aunque sea muy sencilla de manejar y útil para apagar cualquier tipo de fuego, un mal uso de la manta ignífuga puede poner en riesgo tanto la seguridad de la persona que la utiliza como de su entorno.

Es muy importante que siga todos los pasos indicados en las instrucciones de uso:

  • Tire simultáneamente de los dos tiradores que sobresalen del packaging hacia abajo para sacar la manta.
  • Despliegue completamente la manta ignífuga.
  • Utilice los tiradores para proteger sus manos, girando hacia adentro la manta ignífuga.
  • Coloque la manta ignífuga delante de su cuerpo para protegerse del fuego.
  • Cubra el fuego o envolver a la persona afectada con la manta ignífuga.
  • No retire la manta hasta haber pasado un mínimo de 20 minutos.
  • Una vez usada la manta, deséchela y repóngala con una nueva.
  • IMPORTANTE: en caso de utilizar la manta ignífuga para apagar un fuego provocado en la cocina, apagar primero el subministro de la fuente de calor.