¿Conoces la norma Americana para la protección en soldadura?

La normativa Americana ANSI FM 4950 establece los requerimientos imprescindibles que deben cumplir los cojines de soldadura, mantas de soldadura y cortinas de soldadura para prevenir la ignición de combustibles, maquinarias u otros elementos durante la operación de soldadura.

Categorías

La normativa ANSI FM 4950 establece tres categorías con un criterio de aceptación específico según la aplicación final:

– Cojines de soldadura: deben utilizarse en plano horizontal, han de proteger la zona bajo el sitio donde se está trabajando, por lo tanto tienen que resistir metales fundidos, llamas directas u otras fuentes de calor. La temperatura al otro lado del cojín de soldadura no debe pasar de los 260 ºC.

– Mantas de soldadura: deben utilizarse en plano horizontal, deben proteger las zonas cercanas al lugar de trabajo de chispas, llamas o calor que desprende la soldadura, aunque están preparadas para una exposición menos intensa que la de cojines de soldadura, la temperatura al otro lado de la manta no debe sobrepasar los 260 ºC.

– Cortinas de soldadura: a diferencia de las categorías anteriores, las cortinas de soldadura deben de utilizarse  en plano vertical, deben proteger ante las chispas que puedan salir expulsadas de la zona de trabajo, así como también de metales fundidos. Aunque la propiedad más importante a tener en cuenta en las cortinas de soldadura es que mantengan siempre la flexibilidad y sus dimensiones originales.

Ensayos

Para constatar que cada categoría cumple con las características nombradas anteriormente, se realizan 3 ensayos.

Ensayo de corte con maquina de oxi-acetileno. Este ensayo se utiliza para comprobar el comportamiento de cada tejido frente a una operación de soldadura de corte de acero. Las probetas se colocan justo debajo de la zona de corte, las mantas y cojines de soldadura se colocan en horizontal y las cortinas en vertical. Las probetas colocadas en horizontal tendrán 7 sensores de temperatura en la cara no expuesta al fuego.

Ensayo de ignición del papel. Este método de ensayo consiste en colocar un papel totalmente nuevo en una placa metálica justo debajo de las probetas en horizontal durante el ensayo de corte con oxi-acetileno. Una vez se ha acabado en ensayo se analiza el papel.

Ensayo para mirar la fragilidad después de la carbonización. Este ensayo se utiliza para comprobar que después del ensayo de corte con oxi-acetileno, la superficie carbonizada no se rompa.

Estos ensayos se hacen sobre 8 muestras de tejidos de cada categoría, 4 muestras en dirección de trama (sentido horizontal) y 4 muestras en dirección de urdimbre (sentido vertical), también dichos ensayos se realizaran sobre 2 muestras, una en dirección trama y otra en dirección urdimbre, de cada tipo de tejido después de haberse sometido a la exposición de rayos UV y agua durante 1000 horas, es decir después de un proceso de envejecimiento.

Comportamiento

Una vez se conocen los métodos de ensayo, para clasificar cada categoría según el nivel de protección, se especifica que comportamiento ha de tener frente a cada ensayo.

Cojines de soldadura: Durante el ensayo de corte con oxi-acetileno la llama no puede atravesar el tejido, la temperatura al otro lado del tejido no puede ser mayor de 260 ºC. Con el ensayo de ignición de papel se debe comprobar que el papel no tiene ningún signo de ignición. Posteriormente, con el ensayo para mirar la fragilidad después de la carbonización, es imprescindible que la superficie carbonizada no se rompa al doblar la probeta. Las probetas después del envejecimiento han de conservar las mismas propiedades después de haberse sometido a dichos ensayos.

Mantas de soldadura: Durante el ensayo de corte con oxi-acetileno la llama no puede atravesar el tejido, la temperatura al otro lado del tejido no puede ser mayor de 260 ºC. Con el ensayo de ignición de papel se permite signos como la decoloración del papel y agujeros de no más de 25mm de diámetro. Posteriormente, con el ensayo para mirar la fragilidad después de la carbonización, es imprescindible que la superficie carbonizada no se rompa al doblar la probeta. Se excluye cualquier daño en el tejido hecho por metales fundidos. Las probetas después del envejecimiento han de conservar las mismas propiedades después de haberse sometido a dichos ensayos.

Cortinas de soldadura: Durante el ensayo de corte con oxi-acetileno la llama no puede atravesar el tejido, no puede fundirse ni puede propagar la llama. La posición vertical ha de mantenerse siempre flexible dejando, como mínimo, 51 mm de holgura, es decir de tejido sobrante apoyado en la superficie inferior del sistema de ensayo. Las probetas después del envejecimiento han de conservar las mismas propiedades después de haberse sometido a dichos ensayos.

 

20140307_assaigsoldadura 021