¿Cómo elegir una buena cortina de soldadura?

Cortina de soldadura: Protección ignífuga de la zona de trabajo.

Funciones de las mamparas: separación de espacios y señalización de seguridad

ISO 9185: Resistencia del tejido ante salpicaduras de metal fundido

Un cálculo de la altura y el ancho adecuado evitará que las chispas puedan proyectarse fuera del entorno de trabajo, y provocar algún tipo de accidente.

La cortina de soldadura es un complemento que se usa para la separación y la protección de espacios en el mundo de la soldadura. En esta línea también encontramos el biombo, la mampara o la lama de soldadura. Elegir la cortina adecuada es importante debido a que se manipula muy a menudo para abrir y cerrar la zona en la que se está soldando.

Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de escoger una cortina de protección para soldadura son:

      1. Seguridad: Diseñada para la protección frente a las proyecciones de chispas de soldadura, destellos de luz, riesgos de incendios e ignición de fuego.
      2. Funcionalidad: delimitar y separar el espacio de trabajo.
      3. Medidas de la cortina.
      4. Propiedades técnicas: según el tipo de material con el que se fabrica y sus normas vigentes.

Este último punto es fundamental para garantizar nuestra seguridad. Por ejemplo, si son cortinas de PVC translúcido tratado deben de fabricarse conforme a la normativa UNE EN ISO 25980. Esta norma indica que el material con el que se fabrican dichas cortinas debe filtrar las radiaciones nocivas de luz ultravioleta, así como proteger de la luz que emiten las proyecciones de soldadura.

En este tipo de cortina existen diferentes tonos de color que actúan de filtros para proteger los ojos de las proyecciones emitidas durante el soldeo, recomendando uno u otro en función del tipo de soldadura que se vaya a realizar. Así pues, los colores claros son ideales para trabajos de soldadura blanda y los colores más oscuros son más apropiados para procesos de soldadura más severos.

En el caso de que las cortinas sean opacas, hay que confirmar que el tejido utilizado sea ignífugo y capaz de resistir las continuas proyecciones de chispas de soldadura, asegurándonos de que el fabricante pueda certificar que el tejido no es inflamable o sea no arda ni propague la llama.

En cuanto a sus dimensiones, la cortina de protección debe cubrir completamente la zona de trabajo. Un cálculo de la altura y el ancho adecuado evitará que las chispas puedan proyectarse fuera del entorno de trabajo, y provocar algún tipo de accidente. En el mercado casi todas las marcas ofrecen cortinas de medidas estandarizadas, siendo muy difícil encontrar la cortina para soldadura confeccionada a medida.

A fin de cubrir este vacío, Texfire ofrece la posibilidad de adquirir la cortina de soldadura a medida. El cliente tiene la posibilidad de escoger medidas de hasta 10,5 m, ofreciendo además, la opción de confeccionar medidas más personalizada.