3 Motivos para tener una alfombra ignífuga frente a la chimenea

El protector ignífugo para el suelo que además aísla del calor y es impermeable.

El invierno es sinónimo de frío, hogar, familia, y por supuesto de chimeneas y estufas. Hoy en día existen sistemas muy eficientes para mantener una temperatura confortable en casa, por ejemplo la calefacción a gas o el suelo radial, aún así el uso de chimeneas o estufas le añade al hogar un plus de calidez y confort. ¿Quién no se ha sentado en frente del fuego a leer, o simplemente a observar las llamas?

Cuando una chimenea está encendida, es muy habitual que la madera chisporrotee e incluso que se desprendan cenizas o pavesas. Por este motivo es importante proteger el espacio que hay enfrente de la chimenea o de la estufa, ya que estas pavesas y cenizas originadas por el fuego pueden dañar el suelo u otros elementos que se encuentren cerca.

Una forma práctica , económica y cómoda de proteger el suelo es mediante el uso de una alfombra ignífuga.

Una forma práctica, económica y cómoda de proteger el suelo es mediante el uso de una alfombra ignífuga, ya que además de ser un complemento económico para prevenir daños, puede usarse en diferentes espacios u actividades. Por ejemplo como protector de suelo en cocinas, cerca de los hornos y los fogones, e incluso en las barbacoas ya que debido a su composición evitará también que algunos líquidos o ácidos puedan dañar el suelo.

Por estos y otros motivos puede ser importante tener una alfombra ignífuga:

  • Protege el suelo de las chispas, las llamas o de las pavesas que se escapan cuando el fuego está encendido.
  • Protege el suelo de derrames de líquidos y ácidos que pueden mancharlo, y hasta dañarlo.
  • Gracias a sus propiedades ignífugas permanentes puede servir como elemento de seguridad para sofocar un fuego incipiente, ya que no propaga la llama. (Aunque para este menester es más recomendable el uso de una manta ignífuga).

El uso de la alfombra ignífuga puede ir más allá del hogar, en actividades al aire libre, como por ejemplo en una acampada, esta alfombra puede usarse a modo de esterilla ignífuga, cubriendo el suelo en el que se vaya a instalar la tienda de campaña.

Texfire, constantemente en búsqueda y desarrollo de nuevas soluciones contra el calor y el fuego, continúa perfeccionando su línea de alfombras ignífugas para la protección del suelo, no solo de interior (chimeneas y estufas) sinó también de exterior. En este sentido, Texfire ha presentado recientemente el servicio de confección a medida, con una muy buena acogida por parte de los clientes.

Actualmente la gama de alfombras de interior incluye dos modelos para chimenea, uno rectangular y otro semicircular, ambos con 2 medidas a escoger. En el caso de la alfombra ignífuga para exterior se ofrece un modelo rectangular en dos medidas.